Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

El top 8 de las alertas para embarazadas

Ayúdanos a compartir la noticia

Las mujeres en estado de gestación deben estar al pendiente de los signos de alarma y en caso de llegar a presentar alguno de ellos acudir de manera inmediata al médico, son dos vidas las que pueden estar en riesgo:

1. Fiebre. Un cuadro febril durante la gestación es un signo de que existe alguna infección. Puede ser preciso, o bien controlar o bien pautar algún antibiótico, pero sobre todo lo que es indispensable es averiguar de dónde procede el foco de la infección.

2. Sangrado vaginal. sin importar la semana de gestación en la que esté, el sangrado vaginal precisa revisión médica. En el primer trimestre de embarazo, el sangrado puede estar relacionado con una amenaza de aborto.

3. Prurito palmo-plantar. Se trata de un picor que se localiza fundamentalmente en palmas de manos y pies, y que se evidencia sobre todo por la noche. Es preciso ser valorado con un control analítico para conocer el estado de los ácidos biliares y del perfil hepático.

4. Dolor abdominal. Si no cede, es continuo y no tipo cólico, es importante que el dolor abdominal sea valorado en un servicio obstétrico.

5. Contracciones uterinas. El tener contracciones uterinas es normal al final de la gestación, pero cuando se producen de forma precoz, pueden venir asociadas a un acortamiento del cuello uterino que desencadene una amenaza de parto prematuro.

6. Pérdida de líquido amniótico. La bolsa rota es la sensación de pérdida de líquido por la vagina que no se puede frenar. Si ocurre esto, es preciso acudir al hospital, sobre todo en el caso de que ocurra antes de la semana 37 de gestación.

7. Sin movimientos fetales. El mayor signo de bienestar fetal es que el bebé se mueva, con el mismo patrón de movimiento que ha seguido siempre, pero que se mueva o responda a los estímulos, como son la ingestión de algo dulce o la música. Todo ello va a hacer que el feto se mueva. Y, si no es así, acuda al médico, para que le realicen un control ecográfico y un monitoreo fetal.

8. Tensión arterial elevada (con o sin dolor de cabeza). Si en los controles llevados a cabo por el especialista, presenta cifras de tensión arterial por encima de 140/90, sería conveniente acudir al medico. El objetivo es descartar que presentes algún estado hipertensivo asociado al embarazo.

PUBLICIDAD

ENVÍANOS TUS INQUIETUDES, TU OPINIÓN ES MUY IMPORTANTE

CONTENIDO RELACIONADO